Paradigmas psiquiátricos y psicofarmacología. ¿Relevancia del órgano-dinamismo de Henry Ey?

Mauricio Toledo, Ramiro Almada, Luis Villalba

Resumen


La psicofarmacología se ha constituido a lo largo de las últimas décadas en una herramienta fundamental para el abordaje del tratamiento de los trastornos psiquiátricos. Como todos los desarrollos tecnológicos eficaces y capaces de generar cambios sustantivos tiene luces y sombras. El desarrollo de los antipsicóticos, antidepresivos y ansiolíticos permitió comenzar a tratar eficazmente los procesos mórbidos psiquiátricos como nunca antes se había realizado. A tal punto, que socavó el concepto de asilo psiquiátrico por el de hospital o unidades de atención, es decir, se generó una nueva organización asistencial. Sin embargo, aún estamos lejos de una opción fármaco-terapéutica óptima. En un contexto asistencial donde se observa un incremento  del consumo de psicofármacos, el desarrollo por parte de la industria farmacéutica de moléculas que no constituyen novedades terapéuticas y un sistema de investigación tutelado por la mirada de la medicina basada en las evidencias. A su vez, la psiquiatría actual esta inmersa en un pluralismo teórico y epistemológico que ha desterrado a la psicopatología como forma de entender o interpretar el síntoma. Esta doble condición de pluralismo teórico y un uso a veces inadecuado de la fármaco-terapia condicionan nuestra práctica clínica. En el presente trabajo tenemos como objetivo abordar genéricamente el desarrollo de la psiquiatría desde la perspectiva de los paradigmas, la génesis y el desarrollo psicofarmacológico y considerar la relevancia de un modelo psicopatológico como el organodinamismo de Henry Ey.


Palabras clave


Psiquiatría; Paradigmas; Psicofarmacología; Órgano-dinamismo

Texto completo: PDF